Secretaría de Asuntos Internacionales del Partido Revolucionario Institucional
Omitir vínculos de navegaciónInicio » Sala de Prensa » Nota
COLUMNA DE OPINIÓN: ¿PODRÍA CHINA BENEFICIARSE DE LA GUERRA ISRAEL-HAMAS?
COLUMNA DE OPINIÓN: ¿PODRÍA CHINA BENEFICIARSE DE LA GUERRA ISRAEL-HAMAS?

Israel
Viernes, 01 de diciembre de 2023

Comunicado


En marzo de 2023, China tuvo un gran acierto en su política exterior, al fungir como mediador para el restablecimiento de las relaciones de Arabia Saudita e Irán, dos de las potencias más importantes de la región generando efectos colaterales beneficiosos para algunas naciones de Medio Oriente como lo fue la reintegración de Siria a la Liga Árabe y una desescalada en la guerra de Yemen. No obstante, tras el éxito de la mediación, el presidente chino Xi Jinping, buscó un mayor reto de mediación en el conflicto israelí-palestino.

Es importante tomar en cuenta que, en el caso de Arabia Saudita e Irán, ambas naciones tenían sus propios intereses en una relación con China, a diferencia de Israel y Palestina, en donde China casi no tiene presencia, por lo una influencia sobre ellos sería complicada. Además, ambas partes expresaron que ninguna estaba lista para solucionar sus diferencias, por lo que se detuvieron los esfuerzos chinos de una posible mediación.

Tras el inicio de la guerra entre Israel y Hamas en octubre, diversos países mostraron su apoyo a alguna de las partes, sin embargo, China optó por mantenerse al margen del conflicto, como lo ha hecho anteriormente en otros escenarios, decisión que alejó aún más la posibilidad de una posible mediación y posterior acercamiento a alguno de los dos, al menos en el aspecto político.

China busca entrar en Medio Oriente para competir por la influencia regional con Estados Unidos, sin embargo, debido a su posicionamiento se ha dudado de su capacidad para realmente lograrlo ya que no cuenta con la experiencia ni con poder duro en esa región con el cual introduzca un cambio significativo. No obstante, por ahora la carta fuerte de China es el aspecto comercial y en los últimos años el presidente Xi Jinping ha ampliado su influencia en la región a través del proyecto de la Nueva Ruta de la Seda como parte de su estrategia de expansión global y la celebración de su foro anual en el marco de la guerra Israel-Hamas no fue coincidencia ya que Xi buscaba dar el mensaje de que China construye y busca la paz mientras otros dividen y destruyen, haciendo referencia al presidente estadounidense Joe Biden que ha viajado a Israel como señal de apoyo.

China es consciente de que Estados Unidos es capaz de detener la guerra en Gaza y para consolidarse como potencia global necesita que haya estabilidad en la región y que los conflictos no escalen, por lo que si el gobierno chino quiere ganarse la confianza de los pueblos árabes e islámicos, involucrarse en el conflicto utilizando su habilidad diplomática para detener la guerra, podría ser beneficioso a largo plazo, especialmente porque el gobierno chino ha abogado que no habrá estabilidad en Medio Oriente sino se resuelve la cuestión palestina, lo cual sería la oportunidad que tanto busca Xi logrando llenar el vacío de poder que dejaría Estados Unidos en la región.

Secretaría de Asuntos Internacionales 

CEN del PRI



Visitas: 156