Secretaría de Asuntos Internacionales del Partido Revolucionario Institucional
Omitir vínculos de navegaciónInicio » Sala de Prensa » Nota
COLUMNA DE OPINIÓN: BUKELE, TODO EL PODER
COLUMNA DE OPINIÓN: BUKELE, TODO EL PODER

El Salvador
Jueves, 08 de febrero de 2024

Comunicado


La Secretaría de Asuntos Internacionales del PRI ha tenido la oportunidad de participar en misiones de observación de la COPPPAL en El Salvador, una en noviembre de 2021 y otra en estas elecciones presidenciales del 2024, por lo que se tiene una buena perspectiva sobre lo que ocurre en el caso Bukele.

La reelección no estaba permitida, hizo que se lo permitieran; existía la posibilidad de que no tuviera la mayoría calificada en el Congreso, hizo que cambiaran el método de asignación de diputados; podría perder gobiernos municipales, hizo que se redujera en número de municipios utilizando un rediseño que le conviniera.

Todo los descrito en el párrafo anterior ocurrió en menos de un año en El Salvador, son elementos que erosionan a la democracia y sus instituciones. Entonces, ¿por qué se reconoce el triunfo de Bukele? Porque ganó, no hay duda, el voto masivo que recibió hace imposible negar esa realidad.

El proceso electoral estuvo repleto de anomalías y fallos antes y durante la jornada electoral, condiciones que en una elección normal hubieran llevado a la anulación total y la repetición de la elección. Por ejemplo, permitir votar con identificaciones expiradas, poco control en los centros de votación, nula capacitación, imposición de un sistema de escaneo de los votos en los centros de votación que jamás funcionó, etc.

Pero el apoyo masivo a Bukele hace que sea irrelevante si él ganó por 20, 30, 40 o más puntos de ventaja, ganó por muchísimo y punto.

¿Por qué? Porque El Salvador es otro país. En 2021 al salir del hotel se te advertía que no lo hicieras solo, que solo usaras el taxi autorizado y que estuvieras con extremo cuidado en la calle. En 2024 hay total libertad, nadie nos hizo advertencias y el centro de la capital está totalmente cambiado. Es otro país.

El cambio en seguridad es notorio, también la militarización. Lo que ocurrió es que los salvadoreños han firmado un nuevo Contrato Social con Bukele donde aceptaron ceder libertades a cambio de seguridad. Esto es algo que el Latinobarómetro lleva años alertando, en cada medición se encuentra que aumenta el número de latinoamericanos que aceptaría dejar atrás la democracia a cambio de bienestar económico o de seguridad. Eso ocurrió en El Salvador.

Por delante queda un panorama repleto de retos: la oposición apunta a no reconocer los resultados o no reconocer la segunda presidencia de Bukele a mediados de año; mientras que Bukele se enfila para eliminar la Constitución o hacerle fuertes reformas.

Lo que ocurre con Bukele no es nuevo, hace décadas algunos países de Asia eligieron al autoritarismo y una economía de Estado para crear industria nacional y lanzar sus economías al mundo, el resultado fue el éxito económico de países como Singapur o Corea del Sur, por mencionar algunos. Eso tiene Bukele en mente y parece que los astros se le están alineando, lo conseguirá en la medida que logre desactivar la bomba económica que tiene con el tema de la deuda del país.

Todo el poder a Bukele, eso decidieron los salvadoreños y no hubo instituciones ni partidos opositores que pudieran evitarlo, ya sea porque no supieron cómo o porque fueron activamente omisos al preferir conservar los pocos nichos de poder que les quedaban.

Secretaría de Asuntos Internacionales

CEN del PRI



Visitas: 276